viernes, abril 13, 2018

Puente

Hoy te busqué
en la rima que duerme
con todas las palabras.
Si algo callé
es porque entendí todo
menos la distancia.

Desordené átomos tuyos
para hacerte aparecer.

Un día más, un día más...

Gustavo Cerati

Atahualpa Yupanqui

"Ninguna fuerza abatirá tus sueños,
porque ellos se nutren con su propia luz.
Se alimentan de su propia pasión." 

Atahualpa Yupanqui

domingo, abril 08, 2018

Abeja


La palabra abeja viene del latín apicula, diminutivo de apis, formada de apis (abeja como en apicultura) y el sufijo diminutivo ulus / culus que encontramos en palabras como músculo (pequeño ratón), célula (celdilla), párvulo (pequeñito) y cálculo (piedrecilla).

Es un sustantivo femenino que se define en zoología o entomología como un insecto que pertenece a la familia de los himenópteros de color café oscuro y su aguijón puede ocasionar una picadura muy dolorosa.

Familia Léxica de Abeja

La familia léxica o palabras derivadas de abeja son palabras que derivan de ella al añadirle prefijos y sufijos a su lexema, conservando parte de su significado como por ejemplo:
Abeja: insecto que produce la miel
Abejorro: insecto similar a la abeja pero más grande
Abejón: zángano, holgazán
Abejear: estar atento
Abejorreo: zumbido que producen las abejas

Oda a la abeja /Pablo Neruda

MULTITUD de la abeja!
Entra y sale
del carmín, del azul,
del amarillo,
de la más suave
suavidad del mundo:
entra en
una corola
precipitadamente,
por negocios,
sale
con traje de oro
y cantidad de botas
amarillas.

Perfecta
desde la cintura,
el abdomen rayado
por barrotes oscuros,
la cabecita
siempre
preocupada
y las
alas
recién hechas de agua:
entra
por todas las ventanas olorosas,
abre
las puertas de la seda,
penetra por los tálamos
del amor más fragante,
tropieza
con
una
gota
de rocío
como con un diamante
y de todas las casas
que visita
saca
miel
misteriosa,
rica y pesada
miel, espeso aroma,
líquida luz que cae en goterones
hasta que a su
palacio
colectivo
regresa
y en las góticas almenas
deposita
el producto
de la flor y del vuelo,
el sol nupcial seráfico y secreto!

Multitud de la abeja!
Elevación
sagrada
de la unidad,
colegio
palpitante!

Zumban
sonoros
números
que trabajan
el néctar,
pasan
veloces
gotas
de ambrosía:
es la siesta
del verano en las verdes
soledades
de Osorno. Arriba
el sol clava sus lanzas
en la nieve,
relumbran los volcanes,
ancha
como
los mares
es la tierra,
azul es el espacio,
pero
hay algo
que tiembla, es
el quemante
corazón
del verano,
el corazón de miel
multiplicado,
la rumorosa
abeja,
el crepitante
panal
de vuelo y oro!

Abejas,
trabajadoras puras,
ojivales
obreras,
finas, relampagueantes
proletarias,
perfectas,
temerarias milicias
que en el combate atacan
con aguijón suicida,
zumbad,
zumbad sobre
los dones de la tierra,
familia de oro,
multitud del viento,
sacudid el incendio
de las flores,
la sed de los estambres,
el agudo
hilo
de olor
que reúne los días,
y propagad
la miel
sobrepasando
los continentes húmedos, las islas
más lejanas del cielo
del Oeste.

Sí:
que la cera levante
estatuas verdes,
la miel
derrame
lenguas
infinitas,
y el océano sea
una
colmena,
la tierra
torre y túníca
de flores,
y el mundo
una cascada,
cabellera,
crecimiento
incesante

de panales!

lunes, abril 02, 2018

Origen de la palabra dama

Proviene de la antigua palabra francesa dame, presente en la Edad Media para designar a la mujer noble y en el siglo XVII a la mujer casada de alta categoria social.
La forma deriva del latín domina que significa ama, dueña de una casa, su masculino es dominus. A su vez domina y dominus derivan del vocablo latino domus (casa y conjunto de personas que la habitan).

Juego de damas

Hoy en día, aún no existe una teoría oficial que estipule el lugar y fecha de origen de el juego de damas. Algunos escritores creen que el origen de la damas data del 1100 de la era actual, probablemente del sur de Francia. Aparentemente el juego viajó desde Valencia (España) a Provenza (Francia).
Según los expertos, el juego del Alquerque (similar al juego Tres en Raya) dio origen al juego de damas en combinación con el tablero del juego del ajedrez. Esta conclusión es debido al gran parecido sistema de mover las piezas sobre el tablero y la regla universal de cómo ganar una partida, desalojando todas las piezas del oponente. Nadie sabe en realidad cómo fue que surgió dicha combinación.
En sus comienzos el juego se llamó “ferses”, nombre que ostentaba la reina en el juego de ajedrez. El movimiento de las fichas del juego de damas fue tomado de los que hacía la reina del ajedrez de acuerdo a las reglas del juego en esa época. Años más tarde a las damas se le incorporaría un nuevo movimiento que le daba la ventaja de poder saltar sobre otras fichas para realizar su captura.

Damas chinas
Las damas chinas también son conocidas como estrella china o estrella del tablero chino. Sin embargo su historia no precisamente está ligada con China ni se trata de un juego proveniente del país asiático.
En realidad el juego fue comercializado por primera vez en Alemania bajo el nombre de Stern-Halma, ya que está basado en un juego anterior, originario de los Estados Unidos, llamado Halma. El Halma, inventado en el siglo XIX por el norteamericano George Howard Monks, está inspirado a su vez en el juego de mesa británico Hoppiyy. Básicamente son juegos similares, salvo por la tradicionar estrella de David en el tablero, que es distintiva de las damas que llamamos chinas.
El nombre de este tipo de damas  proviene del hecho de que el juego fue introducido al mercado norteamericano bajo este nombre, Chinese Checkers. Esto se hizo de esta manera con fines esencialmente comerciales, ya que este nombre sonaba mucho más exótico.

La RAE revisa sus definiciones sexistas por el avance de la igualdad de género

El idioma español está en la mira del feminismo. Para los lingüistas algunas acusaciones son comprensibles y otras injustas. Sea como fuere, justo el 8M -cuando por el Día de la Mujer hubo movilizaciones en todo el mundo- la Real Academia Española (RAE) modificó la quinta acepción del adjetivo "fácil" para que no refiera a "mujer que se presta sin problemas a mantener relaciones sexuales" sino a una "persona". 
Son siete letras ganadas a la violencia simbólica machista. Pero desde la Academia Argentina de Letras (AAL) y el Instituto de Lingüística de la Universidad de Buenos Aires tienen sus reparos. Dijeron a Clarín que entienden la lucha por la igualdad que tiene detrás, aunque creen que deberían haber dejado 'mujer fácil' y aclarar que su uso es "despectivo o discriminatorio".

Como pasó con "sexo débil" en diciembre -10 meses después de las 200 mil firmas que juntó la tuitera española Yanina Hernández- que lo definía como "conjunto de las mujeres" y ahora se aclara su connotación negativa.

"Nadie dice 'persona fácil'", aseguran, y el diccionario -como reflejo de la realidad- "debe tomar y calificar lo que dicen los hablantes". Así, coinciden con organizaciones feministas argentinas en que la RAE va lento contra la "pesada herencia" de sexismo en el lenguaje. Pero porque va detrás de la sociedad. No antes. En España y acá, la academia es clara: no es sexista la lengua, sino su uso.

"La RAE escucha las críticas y envía grupos de palabras a las academias de toda América con propuestas de enmiendas sensibles en cuestiones de género", dice a Clarín Santiago Kalinowski, director del Departamento de Investigaciones Lingüísticas y Filológicas de AAL. 

La última de esas "tandas de consultas" llegó a Argentina en julio. "La palabra 'dije' la definían como 'joya pequeña que usan como adorno las mujeres'. La modificaron y ahora no tiene género: 'que se usa como adorno'. Los diccionarios tienen una motivación muy concreta en términos de relaciones públicas para preferir la definición que no especifique que se trata de la mujer", ejemplifica el filólogo. También dice que en la segunda acepción de "dinero", la RAE cambió el ejemplo de "José es una persona de dinero" por "María es una persona de dinero". 

La RAE también en diciembre enmendó "revoque" (que ahora es "maquillaje excesivo", no de una mujer), "edén" (que ya no es la morada del primer hombre sino de "Adán y Eva"), "himno" (ya no es para exaltar a un gran hombre, sino a una "persona"), "carácter sexual secundario" (ya no es sólo la barba del hombre, también "las mamas del la mujer"), o "superwoman" .

Sobre el último cambio Kalinowski va a lo antropológico. "En nuestra cultura los hombres siempre fueron 'fáciles' para tener sexo. Como eso nunca fue algo malo, no se decía 'hombre fácil'. La sociedad está empezando a cambiar y está viéndose en el uso. Pero, lamentablemente, todavía la promiscuidad del hombre y la de la mujer es percibida como drásticamente diferente y la mayoría sentiría que 'hombre fácil' es algo extraño".

Por ese camino va Salvio Menéndez, director del Instituto de Lingüística de la UBA. Es más taxativo y hasta ve "censura". "Los usos no se pueden borrar. El caso de 'mujer fácil' es más un efecto oportuno del Día de la Mujer que un convencimiento profundo de la RAE. La eliminación me parece peligrosa”. Explica que "una acepción no se borra. Se cree que si la Academia no lo dice, la gente no lo usa, Y es al revés, el diccionario debe recoger lo que la gente usa y calificar el uso. Es su deber decir que tal palabra se usa para discriminar".

Además de las enmiendas, la RAE hace incorporaciones de palabras. Como "superwoman": "Mujer de capacidades y cualidades sobrehumanas". Y ahí también está el feminismo. Durante el 8M en Buenos Aires un grupo de creativas publicitarias con carteles viralizó el hashtag #SororidadEnlaRAE. Se hizo notar porque nadie conocía el término: Sororidad. "Fraternidad viene de fratis, hermano, masculino. Debe incorporarse sororidad para hablar de 'hermandad de mujeres'. Viene de soror: 'hermana'", dice a Clarín Tatiana Dobosz (25). "Esta hermandad existe. No tienen que negarnos", agrega.

Desde la última actualización de su diccionario, en diciembre, la academia española decidió que las modificaciones se harían anualmente en lugar de una nueva edición, cada 10 o 15 años. Pero habrá más cambios en el medio. Como el de "fácil". Que, dijeron, fue por "las personas, anónimas y famosas, y organizaciones y asociaciones que así lo habían pedido".

La cuestión es entender si el diccionario es árbitro o testigo del idioma. Es testigo. Y árbitra ya existe. Testiga, no.

El género de la gramática del español está estructurado en dos en la mente de los hablantes: masculino y femenino. El masculino cumple dos funciones: indicar a los 'hombres' y a la pluralidad. El femenino, sólo a las 'mujeres'. Pero, desde lo social, existe un movimiento sin precedentes por su dimensión que hizo que se ponga en cuestión si el masculino es una o para dominarnos a todxs. 

Ahí aparece una respuesta fácil: que el masculino es una convención. Como llamamos "mesa" a una "mesa". "Pero ese argumento es insuficiente. Requeriría un estudio antropológico, pero me parece más probable que el masculino tenga esa doble función (como género no marcado) porque la fuerza física fue la cualidad principal para la supervivencia del humano. Ahora ya no es así. Y eso es un argumento más fuerte para fundamentar un cambio a futuro del uso del masculino para agrupar a las personas más allá de su género", explica el filólogo Santiago Kalinowski.

Sobre el uso de x como la letra bandera de la igualdad de género, la Academia Argentina de Letras no emitió dictamen. Pero Kalinowski sí. "Los argentinos somos o fuimos sexitas sin querer serlo. Fue algo cultural. El sexismo estaba codificado en la cultura y la lengua acompañaba. El todxs o tod@s son recursos de intervención del discurso público que persiguen el fin de denunciar una desigualdad. Todavía no es lengua, es el aprovechamiento de la lengua para la igualdad", cierra el académico.

Emilia Vexler
Clarín

lunes, julio 18, 2016

¿Cómo se llaman las palabras que hacen el femenino diferente al masculino?

Heterónimas. 
Dos voces son heterónimas cuando proceden de raíces diferentes y se emplean para expresar significados opuestos, pero íntimamente relacionados. Normalmente expresan la oposición de género.
Ejemplos: toro-vaca; oveja-carnero; hombre-mujer; macho-hembra.

sábado, noviembre 28, 2015

No olvides que una vez tú fuiste sol

No olvides que una vez tú fuiste sol 
no olvides ni la tapia ni el laurel 
no dejes de asombrarte al asistir 
a un nuevo nacimiento en tu jardín. 
No pierdas una ventana 
no entregues tus mañanas 
de aguaceros y juegos 
ni desentierres tesoros, viejos. 
No ocultes lo que ayer se te ofreció 
no escondas ni la pena ni el dolor 
no dejes que una nube diga adiós, 
no saltes en pedazos, 
no ocultes tu diamante, 
no entregues tu perfecto amanecer 
ni tus estrellas, ni tu arena, ni tu mar 
ni tu incansable caminar, 
vete de nuevo hasta el arroyo 
donde esta tu mejor canto. 

Y ve, cálmale la sed a tus enormes prados 
no permitas que se pierda tu cosecha 
hoy que hasta la lluvia fiel no te ha escuchado 
y busca tu raíz 
Y dale la caricia a la que siempre espera 
la única manera de hacerla que vuelva 
a ofrecerte frutos hasta en el invierno 
y no olvides que una vez, tu fuiste sol 
Y ve, desata esos diques de corrientes presas
déjate llevar y vuelve a ser jinete 
baja hasta tus valles de palomas sueltas 
que este es tu país 
Donde están tus riendas 
donde esta tu espuma 
donde abandonaste tu camino entonces 
donde naufragaste haz crecer mil rosas, 
y no olvides que una vez tu fuiste sol.

Augusto Blanca

domingo, mayo 24, 2015

Soneto

Cuando el asedio de cuarenta inviernos
En tu erial de belleza abra trincheras,
Tu juvenil librea, hoy admirada,
Será un paño raído y harapiento.
Y cuando te pregunten dónde ha ido
El tesoro de tus días más lozanos,
Responder que a tus hundidos ojos
Afrentoso sería, un vano alarde.
Cuánto más elogioso a tu belleza
Sería decir: "Esta criatura
Mi deuda salda y a mí me justifica,
pues vuestra es la belleza que ha heredado".
Así en la vejez joven serías,
Verías arder tu sangre ya enfriada.

William Shakespeare